Minerales

¿Qué son los Minerales?

Los minerales son sustancias de origen natural o artificial, que se conforman por componentes químicos y físicos definidos comúnmente como sólidos e inorgánicos, con una estructura cristalina.

Estas sustancias pueden aparecer de formas muy diversas en la naturaleza y se puede diferenciar de una roca, la cual podría ser un agregado de minerales o no minerales y con una composición química variable.

Origen de su nombre

La palabra mineral está referida a todas las sustancias que sean extraídas por mineros. Se conforma por el sufijo “al”, el cual indica la relación y pertenencia, como “material”.

Asimismo la palabra “miner” que esta antes del sufijo, proviene de “minero”, quien es la persona encargada de extraer el material del suelo. En resumidas palabras, la palabra mineral se origina a raíz de minero.

¿Cómo están constituidos los minerales?

Los minerales se constituyen por una materia sólida, la cual se crea a raíz de residuos magmático o por alteración de los minerales ya existentes. Por lo que cada uno posee una estructura química diferente, la cual varía según su composición.

La estructura química de estos, tiene sus átomos ordenados, formando una celda unidad que internamente se repite y forma figuras geométricas determinadas, aunque en algunos casos esas formas se tornan algo abstracta.

Las celdas unidas forman cristales que se juntan y dan origen a una malla cristalina. El sistema cristalino se divide en un grupo de 32 clases de simetría, la cuales se reducen a 7 grupos esenciales, como el regular o cúbico, hexagonal, trigonal, tetragonal, rómbico, monoclínico y triclínico.

Clasificación

Existen diversos tipos de criterios para darle una clasificación a los minerales, todo depende de la composición, pero la clasificación más generalizada y sencilla hasta ahora usada divide a los minerales entre metalíferos y no metalíferos.

Metalíferos

Los metalíferos son aquellos que se dan a partir del magma, y son mena de metales. Se denomina mena al mineral del cual se extrae el metal y ganga a la roca acompañante. Alguno de los metales más buscados son: el oro, cobre, plomo, pirita, casiterita, bauxita, calcopirita, malaquita, azurita, pechblenda, cinabrio, entre muchos otros.

No metalíferos

Por otra parte los no metalíferos son los que tienen como componente base el sílice y no poseen elementos metales en su composición. Se forman a raíz del magma que sube desde la astenosfera. Entre los que se encuentran los silicatos (como el cuarzo y el feldespato), los carbonatos (como la calcita y el aragonito), los sulfatos y las sales.

Yacimientos

Los minerales se encuentran distribuidos por todo el planeta tierra y unas regiones se caracterizan por mayor cantidad de cierto mineral que otras. Pero su ubicación va a depender básicamente del tipo de mineral al que se este haciendo referencia.

Por ejemplo si hablamos del mineral “ópalo” se podría decir que la mayor reserva de éste se localiza en Australia con el 98% del mercado mundial, en México se produce la variedad de ópalo de fuego, además de otros colores, existe una variedad llamada Geiserita la cual se puede localizar en géisers del parque de Yellowstone. También en Venezuela existen pequeños yacimientos en las cercanías del Lago de Valencia.

Y si nos referimos al cuarzo amatista varia en gran manera los lugares donde se puede encontrar éste mineral, como por ejemplo: Rusia, Madagascar, Estados Unidos, Sri Lanka, Rumanía, Canadá, Argentina, Bolivia, Alemania, pero los yacimientos que hasta ahora se han considerado como los más importantes por el nivel de calidad de la amatista y volumen de extracción son, Brasil y Uruguay.

Minerales en la antigüedad

Desde la antigüedad los minerales han tenido mucha importancia por la diversidad de usos que se lo podían dar. Nuestros ancestros empezaron a usar los minerales como herramientas para facilitar su trabajo en forma de hachas, cuchillos y la punta de sus lanzas.

Otro ejemplo que se puede mencionar son las gemas extrañas y preciosas como el ágata, el cuarzo, la obsidiana y el granate, que fueron utilizadas como ornamentos y amuletos por el hombre primitivo.

Usos en la actualidad

Hoy en día los minerales tienen diversos usos, como por ejemplo en la decoración de inmuebles, tomando en cuenta que ciertos minarles son tallados, pulidos y procesados para elaborar, cerámicas y porcelana, así como tinta para las mismas, también se fabrican mesones y pisos.

Los minerales también se usan como adornos, al ser tallados con diferentes formas, que sirven para la elaboración de fuentes, pisa papeles, estatuas, repisas, mesas y demás.

Otra aplicación de gran interés económico es la joyería, ya que determinados minerales pueden alcanzar elevados precios en esta práctica. Asimismo son un complemento perfecto para crear pendientes, colgantes, brazaletes, anillos y otras piezas de gran relevancia en las joyas. Debido a su belleza, la demanda de las joyas con minerales ha ido creciendo constantemente.

Se cree que los minerales tienen propiedades espirituales y de estimulación, por lo que también se ve en el campo de los rituales de yoga y relajación.

Los minerales más usados en la joyería

Muchos son los minerales que se utilizan en la joyería, pero hay algunos que destacan por su apariencia y valor, entre ellos se encuentra el oro de 18 a 24 quilates, que es uno de los más usados y codiciados, le sigue el platino y luego la plata de ley 900, cuyo estructura física le otorga facilidad a los orfebres y joyeros crear sorprendentes piezas, las cuales la mayoría son engarzadas con otros minerales, donde los más comunes tienden a ser el diamante, la esmeralda, el zafiro, el cuarzo, ópalo y el rubí. También destacan el ágata, topacio, turmalina y rodio.

Rate this post


Compartir esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *